DÝa del trabajo

Y serán estas, las mujeres, a las que la pandemia que estamos sufriendo les causará un daño mayor, un daño más lento, y con víctimas no de un virus biológico, sino de un virus social, de nuevo serán víctimas de la desigualdad

Noticias PRC 1 Mayo 2020
  • foto

1 de mayo de 2020, día del trabajador. Fecha en la que recordamos, agradecemos y conmemoramos a todos aquellos que lucharon, en el Chicago de 1886, por los derechos laborales que hoy en día nos reconocen a los y las trabajadoras. 

Hoy es el día de agradecer, a todos y a todas, el esfuerzo que se realiza diariamente para contribuir al avance y mejora del mundo en el que vivimos. 

Pero debemos preguntarnos ¿Es realmente este el mundo que queremos? 

Año 2020. Año que tendremos en los anuales de la historia y que nuestros hijos y nietos estudiarán, por la crisis sanitaria que estamos sufriendo. Crisis impensable para muchos; pandemia de esas que sólo veíamos en el cine, sí de esas de ciencia ficción de las que a nosotros no,  pero que, sin embargo, aquí está y que marcará un punto de inflexión en la concepción y actuación de la humanidad en nuestro sistema de convivencia.

 

Año en el que los y las trabajadoras, que han tenido que luchar contra esta crisis, que han estado en primera línea, término que utilizamos por no decir claramente: poniendo en riesgo su vida, sí, poniendo en riesgo su vida por los demás, han demostrado que, otra vez, los trabajadores/as luchan como aquellos/as a los que hoy conmemoramos, a los de el Chicago de 1886, en aquel entonces por nuestros derechos laborales y hoy por nuestro derecho a la vida. 

Como en toda crisis, de nuevo se pone de manifiesto que queda mucha tarea por hacer. Nos deja otra vez a la vista que los colectivos más castigados son los que no gozan de todos los derechos laborales y sociales como el resto. 

Uno de esos colectivos son las mujeres, sí. Hoy celebramos el derecho a un trabajo, trabajo remunerado, regulado y con todas las garantías que el Estado recoge para el trabajador. Pero, ¿cuál es la realidad para muchas mujeres? La que todos sabemos: no gozan de la misma remuneración que los hombres,  no gozan en muchos caso de tales garantías, siguen estando discriminadas por razón de género, que existe realmente la llamada brecha salarial derivada del género, que sufren la desigualdad en sus cotizaciones, que muchas ni tan siquiera cotizan… 

Y en estos meses de confinamiento me paro a pensar en los aplausos diarios de las ocho de la tarde, y curiosamente son las profesiones desarrolladas por mujeres las que han estado en esa primera línea, sector sanitario, de cuidados, alimentario, textil... 

Y serán estas, las mujeres, a las que la pandemia que estamos sufriendo les causará un daño mayor, un daño más lento, y con víctimas no de un virus biológico, sino de un virus social, de nuevo serán víctimas de la desigualdad. 

Es necesario que el modelo que a partir de ahora tengamos en nuestra sociedad, recuerde esto, es necesaria la implicación de todos en esta reestructuración de nuestros sistemas, es fundamental para la supervivencia de la especie humana, que tengamos una sociedad, igualitaria, sin desigualdades; que alcance la tan llamada justicia social, que vele y proteja a todos los/las ciudadanos por igual, y para eso hay que tener conciencia de solidaridad, de igualdad y de comunidad. 

Hay que plantearse qué sistema queremos, y si tenemos en cuenta todo lo expuesto, creo que alcanzaremos nuestro objetivo que no es otro, que vivir. Vivir en una sociedad igualitaria y justa, que nos conduzca a un estado de bienestar social.  

Sí hoy toca felicitar a todos y a todas las trabajadoras, pero permítanme que, de manera especial, hagamos hoy un reconocimiento a aquéllos que, como en Chicago, fallecieron por los demás. 

Para todos ellos y para todas ellas,  para sus familias,  nuestro reconocimiento y agradecimiento.  

1 de mayo de 2020, estarás en la historia junto con el de1886. 

 

Vanessa Montes

Secretaria de la Mujer PRC