Cantabria contarß en seis meses con un Plan Integral de Prevenciˇn y Lucha contra Incendios Forestales

Revilla presenta a los servicios de emergencia las principales lÝneas de este documento que incluirß inversiones para mejorar la dotaciˇn de medios humanos y materiales

Noticias PRC 29 Enero 2016
  • foto

    En primer tÚrmino, Rafael de la Sierra, Miguel ┴ngel Revilla y Jes˙s Oria durante la reuniˇn con los servicios de emergencia.

Cantabria contará en un plazo de seis meses con un Plan Integral de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales, que tendrá 10 años de vigencia e incluirá compromisos concretos y dotación económica para el periodo 2016/2020, además de una estimación de costes y prioridades para el resto del periodo.

El anuncio lo ha realizado hoy el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, en el transcurso del encuentro que ha mantenido con representantes de los servicios de emergencia que participaron en la extinción de los 400 incendios forestales que asolaron la región en el mes de diciembre.

Además de transmitirles el reconocimiento y el agradecimiento de los cántabros, por su labor en aquellos días, Revilla les ha presentado las principales líneas de actuación de este Plan que se centrará en la prevención y en la concertación social, y que planteará nuevos modelos de gestión de los montes, haciendo hincapié en la participación del conjunto de los sectores implicados y conciliando los aprovechamientos forestales y la ganadería extensiva con el cuidado medioambiental y la actividad recreativa.

Asimismo, contemplará acciones disuasorias y partidas presupuestarias para mejorar, por un lado, la dotación de medios humanos mediante la cobertura de las plazas vacantes existentes actualmente en los diferentes cuerpos públicos y, por otro lado, disponer de más medios materiales (autobombas, comunicaciones y naves forestales) e introducir mejoras organizativas.

El presidente ha explicado que la “plaga” de incendios que cada año sufre Cantabria (500 de media, con una afección de 6.500 hectáreas anuales) y con las consecuencias visibles aún de lo ocurrido en diciembre, obliga a “una reflexión en profundidad al conjunto de la sociedad y al Gobierno”, que ya se ha puesto a trabajar en este Plan que coordinará el consejero de Medio Rural, Jesús Oria, y en el que participarán varios departamentos de la Administración regional (Protección Civil, Función Pública y Economía).

Ayuda al MAGRAMA

Por otro lado, ha confirmado que el Ejecutivo cántabro ya ha solicitado ayudas al Ministerio de Alimentación, Agricultura y Medio Ambiente (MAGRAMA) para paliar la “catástrofe económica y ambiental” que han supuesto los incendios de diciembre, que arrasaron 10.000 hectáreas de terreno, de las que más de 3.000 correspondieron a arbolado autóctono (robledales, hayedos y encinares) y cerca de 1.000 a eucaliptales y pinares.

Al margen de este importante daño ambiental, Revilla también se ha referido al impacto económico, casi 92 millones de euros de pérdida (71 en arbolado autóctona, 15 en valores ambientales y casi 5 en masa de eucaliptos y pinos).

Una “desgracia gorda”, ha dicho Revilla, que ha explicado que, aunque la pretensión del Gobierno es que la ayuda del MAGRAMA cubra el total del daño económico, la principal prioridad es la reforestación de las cerca de 1.600 hectáreas quemadas en los Parques Naturales del Saja-Besaya y los Collados del Asón.

En cuanto a la autoría de los incendios, el presidente ha informado de que casi el 80% fueron intencionados por “terroristas ambientales”, mientras que el 15% fueron el resultado de negligencias, el 5% tuvieron un origen desconocido y el 1% se debieron a causas de origen natural.

En el encuentro, en el que Miguel Ángel Revilla ha estado acompañado por los consejeros de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, y Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, han participado representantes de la Unidad Militar de Emergencias (UME), la Guardia Civil, Cruz Roja, los parques municipales y autonómicos de bomberos, el 112, los técnicos auxiliares del Medio Natural, los rescatadores, las cuadrillas forestales, los operarios de Montes, los voluntarios de Protección Civil y los ayuntamientos.

También han estado presentes los directores generales de Medio Natural y Protección Civil, Antonio Lucio y Luis Sañudo, respectivamente.

Con este acto, el presidente ha querido transmitir a los diferentes servicios de emergencia que en aquellos días conformaron un dispositivo inédito para hacer frente al fuego -cerca de 800 efectivos desplegados por toda la región- el reconocimiento y la gratitud de los cántabros, que se sienten “orgullosos” de sus cuerpos de seguridad.

Revisión del INFOCANT

 

Además del Plan Integral de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales, el Gobierno también va a revisar el INFOCANT para redimensionar la estructura de los parques de emergencias del 112 y asegurar una dotación de materiales acorde con las tareas multidisciplinares que realizan.

Igualmente, se va a realizar un esfuerzo para mejorar la dotación material y la formación de los voluntarios de Protección Civil, unos agentes con los que el Gobierno cuenta y “quiere seguir contando como medio de apoyo a los elementos principales de extinción”.

Además, en los próximos días, el consejero de Medio Rural comparecerá en el Parlamento para dar cuenta de todo lo ocurrido y las previsiones de actuación del Gobierno a partir de ahora.

INFORMA GOBIERNO DE CANTABRIA. GABINETE DE PRENSA