Fuentes-Pila afirma que la saturación del funicular del Rí­o de la Pila evidencia el "error" del Ayuntamiento al no instalar escaleras mecánicas alternativas

El portavoz del PRC urge al alcalde de Santander a dar prioridad a las polí­ticas de movilidad y accesibilidad

28 Septiembre 2011

El portavoz del PRC en Santander, José María Fuentes-Pila, ha asegurado hoy que la saturacion que sufre el funicular del Río de la Pila, y que motiva reiteradas averías, evidencia "el gran error" que cometió el Ayuntamiento al no apostar por la instalación de escaleras mecánicas alternativas en Enrique Gram y Miralmar.

 Fuentes-Pila subraya que la accesibilidad de la ladera sur de General Dávila sigue teniendo "importantes deficiencias", como pone de manifiesto el "uso masivo" del finicular del Río de la Pila, que a su juicio debió ser "el comienzo de un plan integral de accesibilidad para un gran número de vecinos que todavía viven en situación de aislamiento".

 El portavoz regionalista ha considerado "inaceptable" la "extrema dificultad" que supone para algunos colectivos, como las personas mayores y los discapacitados, acceder a algunas zonas de Vista Alegre y ha alertado de que algunos vecinos "se encuentran en riesgo de exclusión por la lejanía de los servicios esenciales". "Hay personas mayores que se convierten en dependientes porque no pueden llegar al centro de salud o a los centros de día, sólo por el hecho de tener que enfrentar cuentos de escaleras desde su domicilio", ha explicado.

 A su juicio, la movilidad peatonal debe pasar a ser "una gran prioridad" en el Ayuntamiento de Santander para generar "un cambio en el modelo de ciudad" y ha recordado que su grupo ya propuso en la pasada legislatura la necesidad de escaleras mecánicas en Enrique Gram y Miralmar.

Sin embargo, recuerda, "en vez de atender la demanda vecinal se estableció como prioridad la rampa del Río de la Pila, dejando el funicular como único enlace peatonal alternativo al tormento de las escaleras que existen en la zona".

 Fuentes-Pila ha vuelto a defender por ello el modelo propuesto por el PRC en la pasada campaña electoral, en base a pasarelas y ascensores, en base al cual un peatón podría cubrir en 5 minutos la distancia entre la calle Castilla y el Ayuntamiento.

 "Este modelo progresivo, junto con las escaleras mecánicas en lugares diana de la ciudad, debería ser una prioridad para las políticas de movilidad del equipo de gobierno", ha concluido.