El PRC se retira del Plan Estratégico de Santander

"Dicho plan es humo, humo y más humo, un elemento más de la campaña propagandí­stica y partidista del alcalde", subraya Sierra

13 Octubre 2010
  • foto

    Sierra y Solanas en rueda de prensa

El Grupo Municipal Regionalista ha anunciado esta mañana, en rueda de prensa, que no va a participar más en el equipo de trabajo que elabora el Plan Estratégico de Santander:

Los regionalistas adoptan tal postura al haber detectado una serie de incongruencias en el proceso de confección de dicho plan, "de las que no queremos ser participes". Para el portavoz regionalista, Francisco Sierra, la forma que emplea el equipo de gobierno a la hora de abordar temas de consenso, como éste, nos  hace albergar dudas más que razonables, "ante lo que nos vemos obligados a hacer pública esta nueva maraña propagandística  del PP  y de hacérselo conocer a la ciudadanía de Santander".

Sierra relató que durante estos meses, los regionalistas han descubierto como el PP iba  tejiendo un nuevo  producto de marketing, al objeto de convertir el Plan Estratégico en cortina de humo de cara a las elecciones municipales de 2011, adaptándolo a sus intereses, a su programa electoral. En definitiva, "haciéndolo un elemento más de la campaña propagandística  y partidista del alcalde. Por lo que al igual que su gestión, el Plan Estratégico es humo, humo y más humo".

Los regionalistas consideran que el Partido Popular vende la imagen de que quieren saber qué piensan los santanderinos, qué quieren y hacia dónde desean ir. Para ello ponen en marcha una serie de encuestas y de nuevo hacen su venta mediática, anunciando los resultados. Pero, el portavoz cuestionó si tal participación es real; si lo que piensan 459 personas, las encuestadas, es representativo a lo que piensan las 18.000 que viven en la ciudad; por qué se formulan preguntas que llevan implícitas las respuestas y si existe algún tipo de margen de comparación con otras ciudades.

Asimismo indicó que el equipo de gobierno vende de nuevo a los medios como algo insólito el hecho que la oposición participe en el proceso de elaboración, sin embargo, "no se introduce" algunas de la ideas planteadas por la oposición, en este caso el PRC, como generar un modelo metropolitano a la hora de abordar infraestructuras, servicios, dotaciones;  consolidar la sanidad como una auténtica industria de la salud o crear espacios para el empleo de calidad", resumió Sierra. "Hablan de consenso y compromiso y ellos son los primero que no lo cumplen; encima de hacer aportaciones, nos acusan de no hacer ninguna: eso es o tener mala memoria  o no tener vergüenza política".

Para los regionalistas el Plan Estratégico, ya en sus inicios, presenta "ciertas carencias de forma", arrastrando una serie de "déficits" que en un futuro serán claves para un buen o no tan bueno desarrollo de la ciudad.

Según el portavoz existen otras cuestiones que les han llamado la atención y les han llevado a tomar la decisión de desvincularse de esta "farsa", como el hecho de que el propio alcalde, en octubre del año pasado, anunciase la puesta en marcha de este plan para la ciudad, aportando datos como que se centraría en aspectos relacionados con la Cultura, Formación, Comunicación y Conocimiento. A ello se suma que en julio de este año, de nuevo el concejal de Urbanismo, Cesar Díaz revelase cuales serian los ejes que centrarían este plan, "repitiendo ambos el mismo discurso"

Por lo que Sierra se sorprendió de tal coincidencia ya que los trabajos se iniciaron en julio de este año y será a finales de noviembre, cuando se conozcan los resultados. Ante esta situación, el regionalista duda de la verdadera "transparencia" en este proceso de elaboración y de que estos mismos conceptos fueran los ejes vertebrales de la candidatura de 2016, a lo reflejó su rechazo de "convertirse en víctimas de un Plan que el PP pretende hegemonizar y ser consentidores de tal acto".

 

Una cuestión tan relevante como son las estrategias que guiarán la ciudad hasta el año 2020, que transformarán Santander, no pueden estar sujetas al antojo de quien gobierna sino que debe existir un proceso real de participación. Será entonces cuando este grupo municipal esté dispuesto a colaborar.

Por lo que desde el GMR, plantean una nueva gestión, que no puede ser sólo marketing, debe ser una gestión consecuencia de la creencia real en los procesos de participación de todas las personas que vivimos en Santander y de todos los grupos políticos que las representan, en base a los cuales se tenga un mejor conocimiento de las demandas de la ciudadanía además de valorar el grado de satisfacción de los vecinos de Santander, receptores de los servicios públicos, que es lo que debe condicionar la gestión de las demandas de los ciudadanos. "Para los regionalistas las ciudadanos son lo más importante y no el humo, el marketing. Tenemos que crear nuestra propia imagen de marca para la ciudad en función de lo que piensen los ciudadanos y que esto se proyecte en la mejora de la capacidad de organización, de acción y de la calidad de vida", concluyó Sierra.