El PRC propone mejoras para que la reforma de la OLA solucione "el grave problema de aparcamiento" que sufre Santander

José Marí­a Fuentes-Pila considera "pobre e incompleta" la propuesta del equipo de Gobierno y plantea cambios "más ambiciosos"

14 Febrero 2012
  • foto

    Jos? Mar?a Fuentes-Pila

El portavoz del PRC en Santander, José María Fuentes-Pila, ha anunciado hoy que su grupo presentará alegaciones a la propuesta planteada por el equipo de Gobierno (PP) para reformar la Ordenanza Limitadora de Aparcamientos (OLA), al entender que los cambios propuestos son “pobres e incompletos” y no servirán para solucionar “el grave problema de estacionamiento” que sufre la ciudad.

Para el portavoz regionalista, el Ayuntamiento debe plantear “una reforma más ambiciosa y que dé salida a las variables que se ofrecen en el quehacer diario”, por lo que propone establecer un porcentaje de reserva de plazas para abonos mensuales, accesibles al comercio; incluir un sistema que garantice la rotación mediante el control real del tiempo máximo de estancia y de retorno; un sistema de pago por tiempo real; facilitar a los comerciantes tarjetas de residentes para aparcar en espacios OLA, y crear una zona comercial para consumidores, con aparcamiento gratuito durante 20 minutos.

“Esto es afrontar de verdad una reforma de la ordenanza y no limitarse a pintar de azul las calles”, ha precisado.

El objetivo de los regionalistas es “readaptar” esa reforma para “dar servicio a los comerciantes, favorecer a los residentes, controlar el tráfico rodado en distintas partes de la ciudad, motivar las rotaciones y establecer una tasa de pago justo, equivalente al tiempo real de uso”.

José María Fuentes-Pila ha abogado además por redefinir el transporte público urbano y generar aparcamientos disuasorios en la S-20 y en los terrenos de CAMPSA en La Marga, así como favorecer la conversión de bajos comerciales en estacionamientos privados, con bonificaciones fiscales para su apertura, que pueden llegar al 95 por ciento si se asegura un régimen de permanencia de al menos 10 años.

A su juicio, una buena OLA debe ser “una acción complementaria a una estrategia de movilidad”, condición que no cumple la propuesta del equipo de Gobierno, por lo que ha confiado en su “receptividad” a la hora de estudiar las alegaciones del PRC para evitar que esta reforma se limite a “un cambio tibio”.

Respecto a las modificaciones concretas anunciadas por el PP, ha explicado que la creación de zonas de especial rotación “no está mal, pero para eso lo mejor es activar el pago por tiempo realmente utilizado” y ha cuestionado que la zona de OLA comercial se limite a los vehículos de carga, “porque así no se soluciona el problema”.

“Avanza, pero muy poco”, ha valorado el portavoz regionalista, antes de defender una reforma “más ambiciosa”, porque de lo contrario “se limitará a facilitar la consecución de la tarjeta de residentes y provocará que cada vez haya menos plazas, al no favorecer la rotación”.