El PRC critica "el silencio mortecino" del alcalde ante la ausencia de compromisos del Estado con Santander

José Marí­a Fuentes-Pila lamenta que De la Serna ya no sea "el gran vocero" para exigir a Rajoy la integración ferroviaria, el AVE o La Remonta

20 Marzo 2012

El portavoz del PRC en el Ayuntamiento de Santander, José María Fuentes-Pila, ha criticado hoy “el silencio mortecino” del alcalde, Íñigo de la Serna, ante la ausencia de compromisos del Estado con la ciudad que evidenció la reunión mantenida la semana pasada por los presidentes de España y Cantabria, Mariano Rajoy e Ignacio Diego, en la que “ni uno ni otro mencionaron siquiera las promesas electorales realizadas por el PP en la capital cántabra”.

Fuentes-Pila ha lamentado que De la Serna no sea ya “el gran vocero” que fue la pasada legislatura a la hora de reivindicar “a Madrid y al Gobierno de Cantabria” que cumplan sus promesas, entre las que figuraba la integración del ferrocarril en el barrio de Castilla-Hermida, la llegada del Tren de Alta Velocidad, la reordenación del frente marítimo, el plan parcial de La Remonta y el metro ligero.

“El alcalde tiene que quitarse la mordaza que le ha puesto su jefe de filas y reclamar lo que Santander necesita y merece”, ha agregado.

Asimismo y a punto de cumplirse un año de gestión del PP en el Gobierno de Cantabria, el portavoz regionalista ha destacado que el resultado de su gestión “no puede ser más desesperanzador” para la capital, donde “lejos de cumplirse las promesas se palpa cada día la falta de liderazgo del presidente, convertido en una especie de Rasputín que busca envenenar políticamente a todo el que le cuestiona, y el silencio servil del alcalde, que en los últimos tiempos parece invisible y ajeno a la realidad de la ciudad”.

Como consecuencia, Santander se está convirtiendo a su juicio en “una ciudad balneario ilusionante para quienes quieren acabar aquí sus días, pero a años luz de lo que debe ser una ciudad moderna y cosmopolita”.

Por todo ello, Fuentes-Pila ha instado tanto a Diego como a De la Serna a “reconsiderar su actitud” y retomar los proyectos que se comprometieron a llevar a cabo, comenzando por los que formaron parte del documento ‘100 días para cambiar Cantabria’, en el que el presidente prometió lograr en sus primeras semanas de mandato más inversión empresarial en la ciudad, acelerar las inversiones en el Campus Universitario, el cumplimiento del Estado en la financiación de Valdecilla y un plan de inversiones en infraestructuras.

“Todo esto ya no está en la agenda porque lo manda Madrid y allí Cantabria no cuenta en el mapa estratégico, que está mucho más pendiente de regiones como Andalucía, Asturias, Valencia, Galicia, Cataluña o Euskadi”, ha precisado.

Finalmente, ha anunciado que el PRC “no está dispuesto a consentir que Santander permanezca en el olvido”, por lo que ha ofrecido al alcalde todo su apoyo a la hora de reivindicar y “ser beligerantes con un Gobierno que pierde credibilidad mes tras mes por su incapacidad para dirigir el destino de Cantabria hacia el lugar que le corresponde”.