El PRC considera fuera de lugar la Refundación de 2016 que el Alcalde quiere presentar como "un éxito cultural"

"El alcalde de Santander ha mirado la ciudad en estos casi cuatro años a "vista de pájaro", prueba de ello son sus infografí­as y sus planteamientos abstractos en materia cultural", resaltó Fuentes-Pila

10 Noviembre 2010
  • foto

    Los concejales regionalistas en rueda de prensa

El concejal regionalista, José Mª Fuentes-Pila,  ha manifiesto esta mañana en rueda de prensa, la "inexistencia de voluntad política de consenso" por parte del Alcalde de Santander en materia de política cultural.

Según el regionalista, el regidor santanderino no entiende que la cultura no puede meterla en una "cajita de regalo" llamada Fundación, o Refundación, e invitar a los demás a participar de su "banquete electoral", y añadió que, se lo hemos dicho una y otra vez en estos años sin que haya querido escuchar más allá de su competición hacia la Capitalidad Europea.

Fuentes-Pila relató que las políticas culturales deben ser diseñadas por los poderes públicos a través de la participación ciudadana, el diagnóstico cultural del territorio sobre el que se interviene y el respeto a la realidad cultural de la ciudad y de la región, mientras que "el alcalde de Santander ha mirado la ciudad en estos casi cuatro años a "vista de pájaro", prueba de ello son sus infografías, así como sus planteamientos abstractos de lo que debe ser su ciudad en materia de cultura, de infraestructuras, de espacios del conocimiento, como le gusta llamarlos".

Para los regionalistas, las ciudades en las que se desarrollan los modelos de Ciudades Educativas y Ciudades Cultura, "no se habilitan zonas de espaldas a la ciudad" como ha pretendido el equipo de gobierno y particularmente el proyecto liderado por Iñigo de la Serna.

"La cultura debe considerarse como un lugar de encuentro, como todo lo que hacemos, todo lo aprendido a través de la socialización, es el comportamiento que se refleja a través de las tradiciones, costumbres, idiosincrasia, etc. y que surge en la medida que las sociedades evolucionan; por lo tanto, es una expresión cambiante. Es la manera total de vivir de un pueblo, el legado que el individuo recibe de un grupo".

Desde esta perspectiva, Fuentes-Pila aclaró que "tejiendo cultura participativa, movilizando los recursos imprescindibles para que la movilización de necesidades ciudadanas encuentre participación y respuestas adecuadas de la propia ciudad, podremos plantear, después, los grandes proyectos que engalanan la cultura ciudadana , la ciudad cultura".

Mientras, indicó el regionalista, "ahora es el momento de analizar la realidad cultural de la ciudad de Santander, el flujo de indicadores culturales que llega a Santander desde diferentes puntos de Cantabria así como los activos culturales de la ciudad de Santander, aquellos que deberían haber permitido un dinamismo real sobre cualquier proyecto cultural, y que parecen no tener un simbolismo suficiente como para potenciar la red cultural".

En este sentido, Fuentes-Pila hizo un breve recorrido por los focos culturales de la ciudad como el Museo de Bellas Artes, el cual, lejos de ser una referencia cultural de la ciudad, indicó que carece de una página web que permita realizar una visita virtual mostrando los atractivos de este bello enclave.  "Los 100.000 euros gastados en la página de Santander 2016, posiblemente hubieran favorecido una excelente página, un recorrido virtual por el museo". El Palacio de Riva Herrera, según el edil, debe pasar por analizar la mejor forma de establecer un concurso para la designación de un director, o bien de una empresa gestora que favorezca la implantación de una política de desarrollo coherente con los objetivos, para lo cual, este aspecto debe ser prioritario antes de pedir dinero, "única acción política conocida como relevante por parte del alcalde en los cuatro años de legislatura".

El Palacio de Exposiciones, "marcado por la  escasez" de este tipo de proyectos culturales, frente a las "jornadas de rebajas y demás zarandajas  de entretenimiento", o el Centro de Iniciativas Artísticas de Barrio Pesquero, que sigue siendo un "espacio infrautilizado", donde aparentemente iban a desarrollarse programas creativos de talentos, fueron otros de los ejemplos que enumeró  el regionalista.

Por ultimo, Fuentes Pila, resumió los objetivos sobre los cuales debe girar una estrategia cultural orientada a establecer a través de la cultura una identidad de lo local que posicione a la ciudad en un marco global poniendo en valor los recursos culturales, naturales y de patrimonio de Santander; crear una red de servicios culturales que sean puente entre creadores y público; promover una cultura activa y participativa a escala local que continúe más allá del "acto cultural" en sí mismo; crear industria y por lo tanto empleo, basados en la innovación y la creatividad, generando además un empleo de calidad; promover un modelo consecuente con la crisis actual que, frente al gasto, busque la inversión y la eficacia de los recursos existentes; mejorar los escenarios potenciales de cultura y ocio con el fin de poner en valor el arte y la cultura desde principios comunitarios o poner en valor los recursos naturales de la ciudad de Santander como promotores de cultura y creatividad.

Asimismo destacó que la estrategia cultural definida por el grupo municipal regionalista está vinculada a cuatro aspectos claves, como ubicar a Santander y Cantabria en el contexto de España y Europa, con el objeto de conocer la relevancia de nuestra región desde el punto de vista cultural, intelectual y creativo; poner en valor Santander, como capital de Cantabria, dimensionando su activo histórico en el eje Atlántico, como intersección de culturas e intercambio de conocimiento; analizar las necesidades de Santander para el desarrollo de una política cultural a medio largo plazo, en términos de recursos humanos y materiales, y recoger las fortalezas de Santander como capital de Cantabria, favoreciendo todas las sinergias posibles entre los activos culturales de la región y de la propia ciudad.