Revilla acusa a Diego de “abandonar, insultar y vejar” a Torrelavega cuando tiene en su mano “todas las condiciones” para solucionar el problema de Sniace

Marcano exige “regímenes ventajosos” para reindustrializar la ciudad y censura que el alcalde cobre tres sueldos mientras 6.300 torrelaveguenses están en paro

Noticias PRC 19 Octubre 2013
  • foto
  • foto
  • foto
  • foto
  • foto
  • foto

El secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, ha acusado al presidente regional, Ignacio Diego, de “abandonar, insultar y vejar” a Torrelavega, al “echar la culpa” de los problemas que atraviesa la ciudad “a los que sufren y a los que padecen”, cuando él mismo tiene en sus manos “todas las condiciones” para solucionar crisis como la de Sniace.

Así lo ha asegurado en la clausura de la Asamblea de Militantes de la comarca del Besaya celebrada este sábado, en la que los regionalistas han aprobado por unanimidad un manifiesto en el que reivindican un plan para el fomento de la industria y el empleo y “un esfuerzo compartido” para conseguirlo “entre todos los agentes económicos y sociales, el Gobierno y la oposición”.

Revilla, al igual que el secretario del partido en Torrelavega y responsable del Comité Comarcal, Javier López Marcano, ha criticado con dureza tanto a Diego, “un acólito silencioso de todo lo que le mandan desde Madrid, que aplaude lo que le echan encima”, como al alcalde, Ildefonso Calderón, a quien ha calificado como “el más inútil” de cuantos ha conocido en su larga trayectoria política.

En este sentido, ha subrayado que “ni en su peor pesadilla” podía imaginar cuando le cedió el testigo del Gobierno cántabro, en 2011, que el PP iba a someter a la región a “un desguace completo” hasta situarla “a la cabeza de la regresión en todos los indicadores económicos”.

“Si el panorama es absolutamente desolador en Cantabria, qué decir en Torrelavega”, ha enfatizado el líder regionalista, antes de censurar que el presidente regional “insulte a los torrelaveguenses” cuando “puede arreglar el problema de Sniace”. “Si yo fuera presidente, teniendo mayoría en Torrelavega, en el Parlamento de Cantabria y en Madrid, no me habría movido de la escalera de La Moncloa hasta que Soria y Rajoy me arreglaran el problema”, ha recalcado.

Revilla ha hecho extensivas sus críticas al alcalde Calderón, a su juicio “una persona falsa”, con “un lenguaje contradictorio” y que vota en el Parlamento y en la Federación de Municipios “en contra de Torrelavega, de sus vecinos y del resto de los ayuntamientos”. “No merece estar ahí ni un minuto más, porque es un desastre y un enemigo de los ciudadanos”, ha agregado.

Un alcalde con tres sueldos

Por su parte, López Marcano ha censurado que, mientras 6.300 ciudadanos de Torrelavega no tienen trabajo y el 57 por ciento de ellos no perciben ni un solo ingreso, Calderón tiene tres sueldos, como alcalde, diputado y médico. “Me parece un ejercicio de insolidaridad tan suprema que ha llegado el momento de criticarlo públicamente, porque alguien así no puede ser el alcalde de los torrelaveguenses”, ha afirmado.

En la misma línea, ha culpado a Ignacio Diego de instaurar en Cantabria “el régimen del terror, el ensañamiento, la opresión y el ir contra todo aquel que no le haga el rende-vú”.

Además, ha exigido para la capital del Besaya “el mismo tratamiento” que han tenido ciudades como Sagunto, Avilés, Echarri-Aranaz en Navarra o Bilbao, con “exenciones fiscales y regímenes ventajosos para que los emprendedores den lugar a proyectos brillantes que generen riqueza”.

Tanto Marcano como el secretario general de los regionalistas han hecho hincapié en el retroceso que sufre la Comunidad Autónoma en todos los órdenes y que la convertido en la región con mayor pesimismo empresarial de España, tras la paralización por el actual Gobierno del PP de todos los proyectos que estaban en marcha en la anterior legislatura, como Comillas, Colegios del Mundo Unido y el Tren de Alta Velocidad.

Revilla ha augurado la vuelta del PRC al Ejecutivo cántabro en 2015. “Será inevitable, y ellos lo saben”, por lo que ha pedido a los militantes del Besaya que “confíen” en el partido y ha anunciado que su acción política será a partir de ahora “muy dura contra el desgobierno y la degradación de la vida política”.