El PRC presenta enmiendas para conseguir una ordenanza de Mercados que ôgarantice la participaciˇn de los comerciantesö

Piden elevar el porcentaje de espacio reservado a los puestos alimenticios y asegurar la intervenciˇn de los concesionarios en la elaboraciˇn del Reglamento Interno

11 Abril 2014

El Grupo municipal regionalista ha registrado hoy enmiendas a la Ordenanza de Mercados con el objetivo de conseguir un texto que garantice la participación de los comerciantes en el diseño del futuro de estos espacios, que consideran “claves para la revitalización del pequeño comercio en particular y de la vida en el centro desde una perspectiva más general”.

Así lo ha explicado el portavoz del Grupo municipal regionalista, José María Fuentes-Pila, quien ha explicado que dos de las enmiendas más importantes se centran en incrementar el espacio reservado para la venta de productos alimenticios y en asegurar la participación de los propios concesionarios de los puestos en la redacción del Reglamento Interno que, junto a la propia ordenanza, rija el funcionamiento de los mercados.

En cuanto a la primera de las enmiendas, el regionalista ha explicado que el texto presentado por el equipo de Gobierno establece que la superficie destinada al ejercicio de actividades de comercio minorista de artículos de consumo alimentario deberá ser, como mínimo, del 35 por ciento de la superficie total del mercado.

“Nosotros pedimos que esta reserva se eleve, que se garantice que el 65 por ciento de los puestos y al menos el 50 por ciento del espacio comprendido en las zonas comerciales se dedique a vender productos alimenticios, la única forma de que los mercados no pierdan su esencia”, explica el regionalista, para quien, sin esta “cautela”, los mercados “podrían acabar convertidos en otra cosa”.

Por otra parte, defiende que el “espíritu” de las enmiendas presentadas por su grupo va encaminado a “incrementar y garantizar el protagonismo de los propios comerciantes en el diseño del futuro de los mercados”.

Es por eso, argumenta, que solicitan que el reglamento de funcionamiento interno de cada uno de los tres mercados municipales tenga que ser aprobado por el Pleno municipal  “tras una propuesta conjunta no sólo del concesionario del servicio, sino además de la representación mayoritaria de los concesionarios de los puestos o de estos últimos exclusivamente en los casos de mercados de gestión directa”.

 

Retraso

Para Fuentes-Pila el retraso de “más de un año” y las “idas y venidas” del equipo de Gobierno en relación a la aprobación de esta ordenanza demuestra su “falta de sensibilidad para desarrollar una política de mercados eficaz, que consiga no sólo revitalizar estos espacios sino el pequeño comercio de su zona de influencia”.

En este sentido, el regionalista aboga por recuperar el concepto de mercado como “plaza, un espacio de todos y para todos”. “Queremos que los tres mercados principales de nuestra ciudad recuperen el pulso, porque creemos que pueden convertirse en ejes de la actividad comercial de la ciudad”, ha defendido. Además, considera que es necesario que la red “integre como un todo estratégico” a los espacios comerciales de México, La Esperanza y Puertochico, pero “potenciando sus peculiaridades, en función de la demanda y peculiaridades de cada zona”.