El PRC denuncia incumplimientos de la adjudicataria del servicio de agua de Cayˇn y exige una comisiˇn de seguimiento

Ana Obregˇn critica que la empresa aumente el coste del recibo hasta un 10% anual cuando no ejecuta las mejoras contempladas en el contrato

16 Enero 2015

La portavoz del PRC en el Ayuntamiento de Santa María de Cayón, Ana Obregón, ha vuelto a denunciar los incumplimientos de la empresa adjudicataria del servicio de aguas y ha exigido al alcalde, Gastón Gómez (PP), que cree la comisión de seguimiento contemplada en el contrato de la concesión para velar por “el respeto a los términos del acuerdo”.

Obregón lo exigió así en el Pleno celebrado ayer por la Corporación Municipal, al considerar “tremendamente injusto para los vecinos” que la empresa aplique subidas anuales en el recibo que han llegado incluso al 10 por ciento, porque están contempladas en dicho contrato, pero no ejecute las obras de mejora a las que le obliga ese mismo contrato.

La portavoz regionalista volvió a reprochar al alcalde la “venta” del servicio municipal de aguas, realizada en 2007 por importe de 2,3 millones de euros, mediante un contrato de 25 años de vigencia que contempla subidas anuales en el coste del suministro, que durante los primeros años de vigencia llegaron al 10 por ciento.

Asimismo, ha criticado que dicho contrato “apenas fijó obligaciones para la empresa adjudicataria, a la que le ha resultado muy beneficioso explotar el abastecimiento sin hacerse apenas cargo de las reparaciones de la red”. De hecho, ha asegurado que el Ayuntamiento se vio obligado a pagar recientemente el cambio de una válvula, por importe de 7.000 euros.

No obstante, sí estaba previsto que la concesionaria ejecutara una serie de mejoras contempladas en el Canon de Obras, con una inversión de 900.000 euros, las cuales a día de hoy no se han ejecutado.

A preguntas de Obregón, el alcalde ha explicado en el Pleno que la empresa ha sido liberada de dicho compromiso como consecuencia de la crisis económica, una explicación que el PRC ha rechazado al entender que “los vecinos también sufren las consecuencias de la crisis y nadie les perdona las subidas en el recibo de agua que están pagando religiosamente año tras año”.

Ante esta situación, ha urgido la creación de la comisión de seguimiento “a la mayor brevedad”, con el fin de estudiar el grado de cumplimiento del contrato y “buscar una solución al excesivo precio que ha alcanzado el agua en Cayón”.

“Queremos saber si el alcalde va a apostar por defender el bolsillo de los cayonenses o prefiere seguir haciendo la vista gorda porque le interesa que la facturación sea lo más alta posible, dado que el Ayuntamiento percibe un 10 por ciento de esa cuantía”, ha concluido Ana Obregón.