El PRC de Santander propone que se active un plan de riesgos de los ßrboles de la ciudad que garantice su estado y la seguridad de los ciudadanos

  • Recuerda que aún sigue sin cumplirse el acuerdo plenario adoptado en enero de 2020 sobre la modificación de la ordenanza sobre el uso y protección zonas verdes y arbolado urbano

19 Agosto 2021

El grupo municipal regionalista en el Ayuntamiento de Santander ha propuesto la necesidad de activar un plan de riesgos para la masa arbórea de la ciudad de cara a evitar riesgos innecesarios sobre todo cuando tienen lugar episodios meteorológicos adversos y a la vista del último suceso ocurrido en la península de la Magdalena tras la caída de un árbol de grandes dimensiones.

 

Una petición que han registrado esta mañana.

 

El portavoz regionalista, José María Fuentes-Pila, apuntó que con dicho plan se pretende poner en marcha inspecciones periódicas de todos los arboles de la ciudad para conocer su estado evaluando aspectos como la especie, la categoría, el perímetro, la vitalidad, la inclinación y se tienen heridas. En función de este análisis se decidiría si mantener el árbol, actuar para mejorar su salud o bien sacrificarlo, evitando con esta revisión “su riesgo de caída y primando la seguridad de las personas”.

 

“En el arbolado de las calles y parques de Santander es fundamental hacer un trabajo de prevención y diagnóstico encaminado hacia la gestión del riesgo. De este modo, recogiendo la situación “árbol a árbol" podemos anticiparnos y evitar situaciones, como las acontecidas en estos días, de caídas de árboles en zonas de tránsito”, indicó Fuentes –Pila.

Asimismo, considera que dicho plan además de proporcionarnos un conocimiento exhaustivo sobre la situación de los árboles para mejorar la prevención del riesgo que supone la caída de ramas o de ejemplares enteros impulsaría la labor de reposición de los ejemplares que se han ido eliminando y de los cuales “solo nos quedan los alcorques”. “Y es que los árboles son un referente y juegan un papel fundamental en la percepción de calidad de vida de ciudadanos, por ello debe cuidarse nuestro patrimonio verde”.

Igualmente recuerda que en enero de 2020 fue aprobada una moción de Unidas por Santander en la que se acordaba modificar la Ordenanza de uso y protección de zonas verdes y arboles urbanos además de fijar la obligación de revisar anualmente el inventario arbóreo. A pesar de que dicha propuesta fue acordada incluyendo una enmienda del propio Partido Popular que fijaba un plazo máximo de 6 meses para iniciar de dicha modificación, a día de hoy seguimos igual, en un constante incumplimiento de los acuerdos plenarios incluso de los propios. “Una praxis ya convertida en marca de la casa y que en ocasiones la desidia de PP-Cs puede desembocar en consecuencias mayores, como en éste caso, de las que poniendo remedio a tiempo no habría que lamentar”, concluyó.