El PRC de Santander propone la instalaciˇn de sistemas anti hurto en los contenedores para evitar el deterioro y sustracciˇn del reciclaje

La medida pretende impedir o dificultar el hurto de papel, cartón y residuos urbanos así como de los residuos depositados en los contenedores móviles/ Igualmente solicitan la instalación de contenedores de aceite doméstico

24 Febrero 2020
  • foto

El grupo municipal del PRC de Santander ha propuesto en la Comisión de Desarrollo Sostenible celebrada esta mañana, la puesta en marcha de sistemas anti hurto en los contenedores de la ciudad para evitar tanto el deterioro de los mismos como la sustracción de su contenido ante la proliferación de esta actividad delictiva.

En concreto esta medida dirigida a los contenedores azules y amarillos de papel y cartón cuyo precio al alza ha mermado mucho la cantidad de este material que se recupera, también afectaría a los contendores verdes de residuos urbanos  así como a los puntos limpios móviles, donde se depositan residuos de uso doméstico como textil, fármacos o lámparas fluorescentes, con el consiguiente peligro que supone la manipulación de estos últimos.

 

El concejal regionalista, Vicente Nieto, apuntó que para combatir este fenómeno, como “experiencia piloto”, podrían instalarse una serie de recipientes con un acceso más alargado en las bocas para impedir o dificultar el acceso al contenido de los mismos, ya que cada vez es más frecuente encontrarse con un grupo de personas que recurren a esta práctica a lo que se suma la profesionalización de las mafias dedicadas a este menester.

“Nos consta que otras ciudades españolas ya han apostado por este tipo de iniciativas  que contribuyen a  asegurar que el papel, cartón o cualquier otro residuo que separan los ciudadanos se recicle de forma adecuada”, indicó.

 

Igualmente apuntó que la propuesta regionalista pretende contribuir a su vez a fomentar el emprendimiento verde e impulsar un modelo de desarrollo sostenible en Santander.

 

Contenedores de recogida de aceite doméstico

Por otro lado, el grupo municipal regionalista ha solicitado la instalación en la ciudad de contenedores para el aceite doméstico dentro de las acciones de fomento del reciclaje. Hasta el momento esta opción solo existe a través de los puntos móviles de recogidas de residuos, algo que estiman insuficiente para facilitar que la ciudadanía colabore activamente en la eliminación de este elemento contaminante. “Es importante inculcar el hábito a la gente para que no tire el aceite por el fregadero, sino que lo guarde en botellas y lo deposite en el contenedor”, apuntó Nieto.

El aceite usado es un residuo urbano de carácter especial, catalogado por la legislación estatal vigente como bastante contaminante. Generalmente, su eliminación se produce por los desagües, lo que aumenta la carga contaminante de las aguas a las que llega. Esto provoca dificultades en su gestión y encarece los procesos de depuración de los recursos hídricos. Por estos motivos se considera importante su separación en origen.