El PRC de Santander considera que el ôhormigonazoö de la Plaza Italia es la consecuencia de un gobierno que ôha dado la espaldaö durante mßs de 10 a˝os a esta zona de la ciudad

Los regionalistas llevan desde 2015 proponiendo un plan de rehabilitación de El Sardinero apostando por un “cambio de modelo productivo” y por la “preservación de su identidad”

22 Julio 2020
  • foto

El portavoz regionalista en el Ayuntamiento de Santander, José María Fuentes Pila, ha calificado de “intervención desafortunada” las obras que se están acometiendo en la plaza de Italia y su entorno,  y que responde  al “modelo de ciudad” por el que lleva apostando los gobiernos del PP en la capital cántabra en los últimos diez años, sin olvidarnos que “han contado y siguen contando con el apoyo de Ciudadanos”.

 

Según el regionalista, el sobrecoste ahora anunciado de estas obras es consecuencia precisamente de dicha política de “hormigonazo”, que practica un equipo de gobierno que durante  años lleva actuando de espaldas a una de las zonas más emblemáticas de Santander . “El Sardinero no solo es un barrio es uno de nuestros principales reclamos turísticos de la capital cántabra, un enclave determinante que nos permite a su vez la conectividad con otros entornos naturales como las playas, el parque de las Llamas, o la senda Norte Litoral”.

 

Frente al “modelo de asfalto” del PP- Cs,  el PRC viene defendiendo desde la legislatura pasada un “cambio de modelo productivo” para la zona, basado en “su revitalización” y “recuperación”, y articulado a través de una serie de medidas concretas que se recogían en la propuesta electoral de los regionalistas de 2015, de un Plan de Rehabilitación para El Sardinero.

 

“Se han empeñado en enterrar bajo cemento lo que somos, nuestra identidad, y frente a ello, consideramos que el Sardinero debe recuperar el pulso que ha ido perdiendo progresivamente dando nuevos usos a los espacios existentes y apostando por la conservación de otros, sin modificar su esencia como  el caso de los Jardines de San Roque, la Plaza de Italia o los Pinares”.

 

Para Fuentes Pila los espacios urbanos deben tener un mantenimiento constante para evitar , posteriormente, “intervenciones civiles agresivas” que desconfiguren su fisionomía, como ha sucedido con el actual proyecto. “Nuestro modelo es seguir conservando el encanto de cada rincón de nuestra ciudad, y que en este caso, se han ido forjando a lo largo del tiempo creando un sello, como son los Jardines de Piquío cuya rehabilitación debiera haber ido encaminada a garantizar la permanencia de las especies arbóreas existentes”.

 

A ello se suman otras medidas que afectarían al edificio del Gran Casino donde podría conjugarse otros usos de tipo cultural;  la colación de una estructura ligera a modo de cubierta en el Auditorium, que permita una programación anual atractiva y continua a esta dotación; la puesta en marcha de la Avenida del Surf como motor económico y turístico; o  la creación de un aparcamiento subterráneo en el actual parking de los Campos de Sport de El Sardinero. “Hay demasiados ejemplos de infraestructuras a las que apenas se da uso, como el Palacio de Exposiciones y Congresos o el de Deportes sin competiciones deportivas, que  más que ser descritos como áreas para la reflexión como apunta el proceso de participación de Ciudadanos, lo que debiera de hacer este equipo de gobierno es trabajar  en dotarlos de contenido para potenciar su valor”, finalizó.