Fuentes-Pila rechaza el oportunismo del alcalde con la Media Maratón y le recuerda que las propuestas del PRC no son tan descabelladas "cuando se las apropian"

Los regionalistas plantearon dicha prueba deportiva con motivo de la candidatura de Santander a Capital Cultural, y fue rechazada en pleno por el Partido Popular

7 Diciembre 2011

El portavoz del PRC en el Ayuntamiento de Santander, José Mª Fuentes-Pila, ha rechazado el “reiterante” oportunismo del alcalde de Santander, quien no duda un ápice para “entrar a hurtadillas” y sacar a la luz proyectos “ajenos”, como la puesta en marcha de la Media Maratón.

En este sentido, Fuentes-Pila ha apuntado que dicha prueba deportiva fue propuesta por el PRC y llevada a pleno vía moción hace un año, y que contó con el rechazo del Partido Popular.

Asimismo, el regionalista recuerda que con motivo de la candidatura de Santander a Capital Cultural, el PRC ofreció su colaboración al equipo de gobierno llevando a cabo propuestas como la instauración en la ciudad de la Media Maratón Santander 2016. “Nuestro objetivo era convertir este acontecimiento en una fiesta al servicio del deporte, la cultura y la educación contando con la participación de deportistas de renombre nacional e internacional, como las hermanas Fuentes-Pila, ciudadanos y agente culturales”.

El portavoz del PRC en Santander ha indicado que dicha iniciativa contó con la negativa del Partido Popular quien apenas se detuvo a reflexionar sobre la transcendencia de la misma, “acusándonos incluso de “deslealtad”.

Por ello, el regionalista ha manifestado su sorpresa cuando el equipo de gobierno no sólo retomó la propuesta sino que la hizo propia, lo que evidencia el respeto que el Partido Popular tiene al resto de grupos políticos.

No obstante, añade  que rectificar es de sabios por lo que aplaude que ahora sea tomada la Media Maratón como un proyecto a llevar a efecto.  Asimismo,  emplazó al alcalde de Santander a que siga  escuchando las propuestas del PRC que “como los ciudadanos han podido comprobar no son tan descabelladas, aunque el equipo de gobierno intente desprestigiarlas para luego usurparlas y hacerlas propias”.