Fuentes-Pila critica la falta de apoyo del Gobierno a la Fundación Santander Creativa y pide al alcalde que se indigne y dé "un golpe de tirón"

El portavoz del PRC considera "una burla" a De la Serna que Diego destine apenas 40.000 euros para el proyecto cultural

15 Diciembre 2011
  • foto

    Jos? Mar?a Fuentes-Pila, en el centro, flanqueado por los concejales Amparo Coterillo y Francisco Sierra

El portavoz del PRC en el Ayuntamiento de Santander, José María Fuentes-Pila, ha criticado la falta de apoyo del Gobierno de Cantabria a la Fundación Santander Creativa y ha pedido al alcalde, Íñigo de la Serna, que se “indigne” y dé “un golpe de timón” en defensa de los intereses de la ciudad, siendo “tan exigente con su jefe de filas como lo fue con el anterior Gobierno”.

Fuentes-Pila ha comparecido este jueves en rueda de prensa para denunciar “la burla” del Ejecutivo presidido por Ignacio Diego al alcalde de Santander y la “falta de pudor político” que a su juicio ha demostrado al anunciar una aportación “irrisoria” de 40.000 euros para la fundación, después de “sacarse la foto a bombo y platillo” con el regidor el pasado lunes.

“O el presidente del Gobierno de Cantabria tiene tirria o pelusuca del alcalde, o tiene tirria a Santander, y esto sería más preocupante, o el Gobierno de Cantabria no cree en el proyecto, ni en la parrilla de actividades diseñado por la Fundación Santander Creativa”, ha precisado.

Además de calificar como “un despropósito entre hermanos mal avenidos” y “una tomadura de pelo” la postura del Ejecutivo, el portavoz regionalista también se ha mostrado muy crítico con el rumbo de este proyecto cultural y ha subrayado que en una situación de crisis como la actual “no puede convertirse en una especie de laboratorio en el que mezclar actividades, ocio y castañuelas para ver si repentinamente aparece la piedra filosofal de la cultura”.

Por ello, ha recordado que De la Serna tiene la oportunidad de “dar un golpe de timón” y disolver dicha fundación, como paso previo para favorecer los apoyos interinstitucionales público-privados y alentar a la universidad a liderar cambios profundos en Santander, y desde aquí al resto de Cantabria.

Además, ha subrayado que el regidor también puede “indignarse” con el Gobierno, “que lleva 7 meses haciendo la estatua”, y actuar como lo hizo hace un año “cuando pidió a través de enmiendas a los presupuestarios regionales las aportaciones económicas para el Palacio de Riva Herrera, el Palacio de La Magdalena, la Convención Buró y para todo lo que se le ponía por delante”.

“Ahora el alcalde debe demostrar su interés real por la ciudad y debe ser tan exigente con su jefe de filas como lo fue con el anterior gobierno, porque esta

situación empieza a ser tan confusa y enredada, tan incoherente e inconsistente, que los ciudadanos no nos la podemos permitir”, ha concluido.