Fuentes-Pila aboga por conectar cada barrio de Santander con el frente marí­timo para que se sientan "bahí­a, Santander y mar"

El candidato regionalista ha reiterado que es necesario tener "prudencia" en la remodelación del frente marí­timo de la ciudad

11 Mayo 2011
  • foto

El candidato regionalista a la Alcaldía de Santander, José María Fuentes-Pila, aboga por conectar todos los barrios de la ciudad con la bahía para que todos ellos "se sientan bahía, Santander y mar". "Este es el discurso identitario que los regionalistas queremos para la ciudad" ha asegurado en la rueda de prensa que ha realizado a bordo de la goleta Cantabria Infinita con el frente marítimo de Santander a su espalda.

Fuentes-Pila considera que la ciudad tiene un frente marítimo "de lujo" y, desde este lugar, apuesta por seguir proyectando ciudad "para atrás", para el Norte, donde recuerda que otros barrios "no gozan de la misma excelencia" que los de la bahía. Su apuesta es conseguir que estén conectados, y que "al final" desemboquen en la bahía.

Además, el candidato regionalista ha subrayado la necesidad de ir construyendo ciudad a través de lo que Santander "ha ganado al mar" pero también considerando que "el mar se merece mirar a Santander con la ilusión de que la ciudad evolucione". En este sentido, se Fuentes-Pila señala que hay que tener "prudencia" para que todas las infraestructuras que se generen en la remodelación del frente marítimo lo sean por "necesidad evolutiva" de la ciudad, ya que "van a determinar el modelo de futuro de la misma".

Ha recordado que desde este eje sur es desde donde el PRC quiere "alimentar los desarrollos culturales de la ciudad", convirtiendo la cultura "en motor de excelencia" de Santander pero, al mismo tiempo, ha reiterado que si bien las infraestructuras son imprescindibles para definir el eje cultural, insiste en que hay que tener la "prudencia suficiente" para ir solventando necesidades de cada barrio, analizándolas "despacio" sin que "nos encontremos un frente marítimo cerrado limitado y retroalimentado en sí mismo".

Ha centrado su atención en Castilla-Hermida y el Barrio Pesquero, donde ha explicado que existe mayor densidad de población y de tráfico y que, por tanto, tienen "mayor sensibilidad" con respecto a las intervenciones que se realicen en la zona. Ha destacado que hay que tener en cuenta que las actuaciones que se hagan van a "determinar la calidad de vida de 50.000 personas" concluye.