El PRC se complace por la aceptación como miembro del patronato de Altamira del director de la Fundación 2016.

"Es la colaboración y no la falsa polémica lo que desde el Grupo Municipal Regionalista deseamos y venimos haciendo desde el comienzo de la legislatura", indicó Fuentes-Pila

9 Mayo 2010
  • foto

    Fuentes -Pila, concejal PRC Santander

El concejal del Grupo Municipal Regionalista y miembro del Consejo Municipal de la Cultura, José Mª Fuentes-Pila, ha mostrado su satisfacción al conocer el nombramiento de Rafael Doctor como miembro del patronato de Altamira.

Para el edil regionalista este es un "gesto de sensibilidad" de la Fundación y de su dirección técnica hacia uno de los símbolos culturales de carácter universal existentes en Cantabria.

Asimismo, Fuentes-Pila ha querido dejar claro que la colaboración y no la falsa polémica es lo que desea y viene haciendo desde el comienzo de la legislatura el grupo municipal regionalista, y desde esa actitud consideran positiva la presencia de la Fundación 2016 en el patronato de Altamira.

"Siempre hemos distinguido lo que consideramos una estrategia cultural para la ciudad de Santander a medio y largo plazo, de la apuesta por la Candidatura a Capital Europea de la Cultura. Pero consideramos que las sinergias entre un escenario y otro, deberían enriquecer en ambos territorios de actuación".

"Entiendo- declaró Fuentes-Pila- este acontecimiento como una aproximación de la fundación hacia una posibilidad de unir los elementos del proyecto en elaboración, con aquellos que nos identifican como un territorio único e irrepetible.  Es por eso que seguiremos siendo reflexivos y respetuosamente críticos cuando consideremos que nuestras aportaciones tengan un significado político positivo para el enriquecimiento de ideas al servicio de Santander y, si es posible, de la propia apuesta cultural europea".

Para los regionalistas, la candidatura, o el propio proyecto que se proponga, debe favorecer el crecimiento activo de Santander como un modelo de "ciudad-cultura" con independencia de que al final se consiga la capitalidad  o no. "Consideramos que la estrategia cultural a seguir debe contemplar la revisión de las necesidades culturales de la capital de Cantabria coexistiendo las acciones promocionales de la Candidatura con intervenciones que dinamicen nuestra región como un territorio en Europa, definiendo nuestros atributos culturales más potentes, como es Altamira".

El edil regionalista recordó, a su vez, que la transformación cultural de la ciudad de Santander pasa por un exhaustivo análisis de necesidades, de recursos y potencialidades. "El proyecto formativo del Palacio de Riva Herrera como referente nacional para el desarrollo de las capacidades de los artistas cántabros; la búsqueda de referencias culturales, creativas y educativas vinculadas al mar con la posibilidad de desarrollar una "Ciudad del Mar" como ya se planteó en  Pleno del Ayuntamiento a pequeña escala; la activación del centro de la ciudad como núcleo cultural de primera magnitud; la reconversión progresiva de la red de bibliotecas públicas en lugares de encuentro  cultural, o la consolidación del arte público a través del Planetario, La Isla de los Ratones, la Isla de Mouro y el Faro de Cabo Mayor, no tienen por qué estar reñidas con proyectos directamente vinculados con la Candidatura".

Igualmente Fuentes-Pila considera que la apertura del frente marítimo a la ciudad de Santander puede determinar una oportunidad única para llevar a cabo cambios p que pueden estar vinculados, después de cubrir las necesidades de determinados barrios, a un protagonismo cultural de primera magnitud.