El PRC propone la creación de un "punto de encuentro" vecinal en Cueto-Valdenoja

"La actual zona carece del correspondiente mobiliario urbano, de la suficiente seguridad y es prácticamente inaccesible", apunta Sierra

30 Diciembre 2010
  • foto

    Carlos Ruiz, coordinador zona PRC; Francisco Sierra, portavoz PRC y Concepci?n Solanas, concejal PRC Santander

El Grupo Municipal Regionalista ha pedido al equipo de gobierno una mayor implicación en el diseño urbanístico de los barrios a la hora de crear áreas verdes al objeto de que se conviertan en verdaderos puntos de encuentro vecinal, en zonas habitables e integradoras de convivencia, dotándoles para ello del correspondiente mobiliario urbano y de las suficientes medidas de seguridad.

En este sentido, los regionalistas rechazaron el área verde generado a modo de parque entre las calles Diego Madrazo y Arsenio Odriozola en Cueto-Valdenoja. En una reciente visita, el portavoz regionalista, Francisco Sierra acompañado de la concejal, Concepción Solanas y del coordinador del distrito del PRC, Carlos Ruiz, comprobaron la inaccesibilidad y el aislamiento que el desarrollo elegido por el equipo de gobierno ha creado en dicha zona provocando un malestar general entre los residentes.

Durante el recorrido, los regionalistas observaron la falta de accesibilidad a dicha área ya que una de sus accesos es totalmente intransitable para aquellas personas con problemas de movilidad ante la existencia de un bloque de escaleras,  lo que obliga a tener que bordear la zona si alguien quiere transitar o disfrutar de ella. Asimismo, detectaron que dichas escaleras carecen de los  soportes o barandillas correspondientes y que apenas existe mobiliario urbano, "no hay casi ni bancos ni papeleras, que inviten a permanecer y utilizar este área, un ejemplo más del "no modelo" de ciudad del Partido Popular, cuyo urbanismo para nada es armónico, pues no contempla las necesidades que requiere cada zona de la ciudad".

Para Sierra, el planteamiento urbanístico del equipo de gobierno dista bastante del modelo regionalista que busca un urbanismo responsable basado en una mayor cohesión social, un mayor equilibrio y una mayor equidad en equipamientos y servicios entre los barrios de la ciudad.