El PRC pide que el Plan de Promoción del Deporte deje de estar en "stand by"

Solanas insiste en la necesidad de su puesta en marcha y manifiesta la preocupación de su partido por los "incumplimientos electorales" del equipo de gobierno

16 Noviembre 2010
  • foto

    Los concejales regionalistas en las instalaciones del IMD

La concejal del Grupo Municipal Regionalista en el Ayuntamiento de Santander, Concepción Solanas, ha afirmado que el equipo de gobierno "no cumple con su palabra" ni con sus "promesas electorales" en materia deportiva, ya que se comprometieron a la creación de un Plan municipal de Promoción del deporte, el cual parece encontrarse en "paradero desconocido", pues  no sabemos nada de su desarrollo.

La edil manifestó la preocupación de su partido por los "incumplimientos electorales" del equipo de gobierno, quien hace gala de haber resuelto en casi un 80% sus compromisos, pero no hablan ni del "cómo lo han hecho" ni del otro 20% restante.

En este sentido ha recordado que la línea de trabajo del equipo de gobierno se caracteriza por la "falta de planificación y previsión", ya que "se ejecutan inversiones "a salto de mata", dotando de infraestructuras a barrios que ya cuentan con ellas, y "en otros barrios ni tan siquiera se ejecutan áreas deportivas", ha afirmado la concejala.

Solanas apuntó que el PRC "quiere aportar soluciones" y defendió la elaboración de un plan que sea "lo más consensuado posible, para que tenga continuidad en el tiempo" y que fije las "verdaderas necesidades" que en materia deportiva tiene la ciudad  ya que lo que no se puede hacer es "llenar algunas zonas " de campos de fútbol, piscinas, pistas y otras instalaciones, "con arbitrariedad y al capricho de quien esté de turno".

A su juicio, la pregunta que debe hacerse no es "cuántas instalaciones" se construyen, "sino cuántos ciudadanos tienen acceso a esas instalaciones y cuántos se quedan fuera", porque ésa es la mejor forma de "detectar las carencias para corregirlo".

Asimismo, insta al equipo de gobierno a que deje de "decir que van a hacer cosas" y "que las hagan", puesto que los regionalistas
apostamos por una "política deportiva municipal", dirigida "desde el propio Ayuntamiento", y la consideración de las prácticas deportivas "como un servicio público más".

Para ello el PRC propuso la puesta en marcha de un Plan de acción al objeto de crear una red de promoción de la practica deportiva sacando a la calle el deporte competitivo; creando programas deportivos dirigidos a niños; adultos; mayores; federados; escuelas deportivas; personas con necesidades; escuelas especializadas; así como la puesta en marcha de un censo de las instalaciones deportivas existentes, las cuales a su vez debieran contar con una carta de servicios.

Igualmente los regionalistas  pidieron la elaboración de un plan de mantenimiento de dichas instalaciones; un plan de creación de nuevas instalaciones así como un plan de comunicación que resalte la imagen de Santander como una "verdadera ciudad deportiva" ya que la ciudad necesita de ese instrumento de planificación deportiva que constituya el marco de referencia para el desarrollo y coordinación de las políticas, planes, programas y proyectos de carácter deportivo, públicos y privados, que se lleven a cabo en el municipio.