El PRC pide al equipo de Gobierno que "recapacite" y no continúe la tramitación de unos presupuestos "irreales"

Los regionalistas afirman que no pueden apoyar un documento que "perjudica a los santanderinos"

9 Febrero 2011
  • foto

El Grupo municipal regionalista ha solicitado hoy al equipo de Gobierno, que ayer aprobó inicialmente los presupuestos con el voto en contra de PRC y PSOE, que “rectifique” y no continúe la tramitación de unas cuentas “que son irreales, ajenas a la actual coyuntura y perjudican a los ciudadanos con el incremento de la presión fiscal”.

En este sentido, los regionalistas afirman que no pueden apoyar un documento presupuestario que “perjudica a los santanderinos”, por lo que solicitan al equipo de Gobierno “que tengan la humildad y la autocrítica necesarias” para retirarlos y preparar “unas cuentas reales, pensadas para los vecinos y sus necesidades”. Un proyecto en el que “tendrían asegurado el apoyo de los regionalistas”, como lo tuvieron hace dos años.

En este sentido, el Grupo municipal defiende que han apoyado aquellas iniciativas del equipo de Gobierno que consideraban “positivas para Santander”, pero “no pueden ni podrán” aceptar un presupuesto que “no conseguirá absolutamente nada en positivo para la ciudad”.

Así, argumentan sus críticas en que en lugar de apostar por la “contención del gasto, tratando de ser más eficaces en su distribución, planificando y priorizando con criterio”, se conforman por “esperar sentados” a los  ingresos se esperan por vía impositiva.

En este punto, consideran que el hecho de que el equipo de Gobierno consigne un aumento en las partidas de los capítulos destinados a gestión y gasto corriente demuestra su creciente “distanciamiento de las necesidades de los ciudadanos para los que gobierna”. “No tiene razón de ser que el Ayuntamiento incremente el gasto interno mientras que disminuye la inversión productiva”, sostienen, porque eso significa “gastar más para funcionar y funcionar menos”.

Por otra parte, señalan que el Presupuesto incide de nuevo en esa política del “yo no he sido” que caracteriza a este equipo de Gobierno, ya que en lugar de dar una “explicación razonada y real” de la verdadera situación económica del Ayuntamiento, alberga una constante “desviación de responsabilidades” hacia los Ejecutivos regional y estatal.