El PRC no aprueba los "desatinos" del equipo de gobierno en materia de salud pública tras el recorte presupuestario para 2010

Solanas apunta que "nuestra ciudad requiere urgentemente de un modelo que adecue la salud pública a las principales necesidades que se detectan desde la propia acción en los barrios"

5 Febrero 2010

 

El Grupo Municipal Regionalista ha denunciado el recorte presupuestario que han experimentado las partidas que se destinan a sanidad y salud pública en el Ayuntamiento de Santander para el año 2010.

Desde el Grupo Municipal Regionalista han mostrado su franca preocupación ante el descenso de un 50 % en programas de actividades para la salud, pasando de los 48.000 euros que se destinaban en 2009 a 22.500; o de  los 14.000 euros en 2009 en concepto de subvenciones a asociaciones para el desarrollo de programas de salud, a los actuales 12.000 euros.

"Entiendo que la coyuntura económica actual no contribuya a contar con unos presupuestos boyantes como todos quisiéramos, pero es más prescindible por ejemplo unas banderas que reducir costes para sanidad ya que con la salud no se debe jugar. Queremos ser Capital Europea de la Cultura pero sin repercutir en la salud de los ciudadanos", apuntó la concejala regionalista, Concepción Solanas.

Asimismo añadió que "el equipo de gobierno es lo que está haciendo, parece que se decanta más por las obras públicas que por la sanidad pública, prefiere el cemento, a potenciar la salud".

Según Solanas, "cuidar la salud no se basa sólo con ir al médico. El concepto de ciudad saludable es algo más que una ciudad con buenos hospitales .Una ciudad saludable es aquella que de forma continua se está mejorando su ambiente físico y social, potenciando aquellos recursos  que permiten a la población realizar todas las funciones de la vida. Todo lo contrario de lo que está haciendo el Partido Popular en Santander".