El PRC insiste en que el centro deportivo en Monte sigue "sin ver la luz"

El equipo de gobierno ha vuelto a engañar a los vecinos ya que sigue sin haber avance alguno en las obras

12 Mayo 2010
  • foto

    Concejales regionalistas delante del solar cerrado

El Grupo Municipal Regionalista ha vuelto a incidir en su denuncia sobre la nula actividad para la puesta en marcha del centro deportivo de Monte.

Los regionalistas ya cuestionaron el pasado mes de marzo la  intención real del equipo de gobierno de poner en marcha dicha dotación deportiva, a la cual, el equipo de gobierno afirmó que las labores de excavación seguían en marcha.

La concejal regionalista, Concepción Solanas, apunta que "dos meses después de nuestra denuncia, en dicho solar no hay actividad alguna ni siquiera maquinaria de ningún tipo, es más donde se ha excavado ha vuelto a salir la hierba, por lo que nos reafirmamos de que estamos ante un  nuevo proyecto fantasma del equipo de gobierno en el que sólo ha habido un acto de colocación de la primera piedra"

Solanas lamenta que el equipo de gobierno no reconozca tal realidad e intente responder de su inoperancia con descalificaciones y falsas verdades. "El equipo de gobierno nos ha tachado de oposición destructiva, de poner objeciones a todo y por todo. Sin embargo a los hechos nos remetimos y vemos como nuestras propuestas que verdaderamente siguen una línea en positivo para la ciudad y para el disfrute de todos sus vecinos en igualdad de condiciones, abren los ojos de aquellos que gobiernan a golpe de marketing".

Para los regionalistas, una vez más no sólo los vecinos de Monte sino todos los santanderinos, vuelven a ser victimas de un alcalde que no deja de contradecirse y  que responsabiliza de su torpeza a terceros. "En Monte hemos tenido que escuchar pronósticos que han resultado ser falsos sobre que se iba a adjudicar este centro deportivo antes de que terminase el 2008, que las obras comenzarían a inicios de 2009 y que en el 2010 estaría funcionando el centro".

Asimismo los regionalistas esperan que dicha instalación no pase a formar parte del particular patrimonio de promesas incumplidas del que se ha hecho acopio durante estos años el equipo de gobierno, a base de infografías y actos de auto bombo.