El PRC denuncia los trastornos que han generado las obras de mejora en Nuestra Señora de Belén por la "imprevisión" del equipo de gobierno

Dichas obras de regeneración urbana han invalidado el acceso a los garajes comunitarios en el bloque 11 de dicha calle

4 Mayo 2010
  • foto

    Concejales regionalistas comprueban con los vecinos afectados el estado de las rampas de acceso a los garajes

El Grupo Municipal Regionalista lamenta que las obras de regeneración urbana realizadas en el grupo Nuestra Señora de Belén (Avenida del Deporte) hayan generado una serie de molestias a los vecinos ante la imprevisión de un equipo de gobierno carente de planificación a la hora de llevar a cabo actuaciones de mejora en los barrios.

En concreto, los regionalistas denuncian que dichas obras han provocado que el acceso a los garajes comunitarios del número 9 bloque 11 queden inutilizados ya que se han modificado las rampas de acceso dándolas una mayor inclinación que imposibilita a muchos vecinos el uso de estos garajes.

Los regionalistas apuntan que las obras de mejora deben beneficiar a los vecinos y no a la contra, ocasionarles mayores molestias. En este caso, dichos garajes cumplen con la normativa vigente ya que cuentan con su correspondiente vado municipal y están al corriente de pago.

El portavoz regionalista, Francisco Sierra y los concejales Concepción Solanas y Luis Herrera junto al coordinador de distrito del PRC, Julio Cebada y el responsable de zona del PRC, Luis Benito Domínguez, visitaron recientemente la zona.

Sierra ha rechazado que el equipo de gobierno aún no haya contestado a la queja de estos vecinos,  siendo aún más insidioso el hecho de que hace escasas semanas el propio alcalde visitó la zona y prefirió hacerse la foto de propaganda con motivo de una paellada popular, que solucionar los problemas que está originando su aciaga gestión"

Por ello el Grupo Municipal Regionalista se ha comprometido a seguir de cerca este asunto al objeto de que sea resuelto cuanto antes  y los vecinos afectados puedan volver a hacer uso de sus garajes.