El PRC denuncia la "sobrecarga" que el equipo de gobierno ha generado en las calles Juan XIII y Juan José Pérez del Molino

Insta al PP a buscar soluciones globales que no consistan en trasladar los problemas de unos barrios a otros, como en el caso de las plazas de aparcamiento

22 Marzo 2010
  • foto

    Sierra acompa?ado de la coordinadora de distrito, Amparo Coterillo y vecinos de la zona

El Grupo Municipal Regionalista ha denunciado la falta de criterio del equipo de gobierno a la hora de reordenar el tráfico en el centro de la ciudad. En esta ocasión los regionalistas se refieren a la reordenación planteada en las calles Juan XXIII y Juan José Pérez del Molino.

En este sentido el portavoz regionalista, Francisco Sierra, junto a la coordinadora de distrito del PRC, Amparo Coterillo, se han reunido con vecinos de la zona, quienes preocupados, han mostrado su malestar ante el proyecto del equipo de gobierno de eliminar un sentido de circulación en ambas calles y generar con ello, un centenar de plazas de aparcamiento, plazas que anteriormente fueron eliminadas.

"Los vecinos nos han comunicado su oposición a que conviertan su calle en un aparcamiento del centro, ya que mientras unas calles se liberan de tráfico y se embellecen, otras parece que se deprecian estética y ambientalmente", indica el portavoz regionalista.

Los regionalistas opinan que el equipo de gobierno a la hora de anunciar cambios en la circulación de las calles o el aumento de plazas de aparcamiento en un barrio, en esta ocasión en Juan XXIII y Juan José Pérez del Molino,  debiera explicar a  costa de qué se crean.

"Se elimina un sentido de circulación obligando a los vecinos cada vez que quieran salir con sus vehículos e independientemente de la salida que quieran tomar, a dirigirse por Vía Cornelia o la Calle del Monte, vías que ya soportan de por sí una gran densidad de tráfico. El propósito de esta variación no es otro que el de aumentar de forma desmesurada las plazas de aparcamiento, situación que los propios vecinos califican de innecesaria, teniendo en cuenta el número de residentes que hay".

"Estamos por ello- añadió Sierra- ante un ejemplo más del arbitrario criterio que utiliza el equipo de gobierno al trasladar los problemas de aparcamiento de las zonas céntricas de Santander a escasos metros. Emplea la técnica del corta y pega, quita a unos barrios y pone a otros."

Por ello el Grupo Municipal Regionalista defiende la necesidad, en primer lugar, de estudiar la ciudad en su conjunto, para posteriormente, buscar soluciones globales que no consistan en desplazar los problemas de una calle a otra. 

"Que el problema del tráfico y de la falta de aparcamiento es común en el centro de todas las ciudades es cierto, pero hay que buscar la fórmula de equilibrar esas plazas de aparcamiento de los diferentes barrios. Un procedimiento pudiera ser el de tener en cuenta el número de vehículos de cada zona, y apostar por lo que es una verdadera regeneración urbana creando zonas verdes, dotando al barrio de mobiliario urbano o de una reordenación más adecuada de los estacionamientos.