El PRC considera que la particular defensa del alcalde hacia Santander se guí­a por intereses partidistas

"Los santanderinos se merecen un regidor que no genere crispación y sea capaz de encontrar un clima de diálogo en positivo y rentable para la ciudad", indica Sierra

11 Marzo 2010
  • foto

    Francisco Sierra, portavoz PRC Santander

El Grupo Municipal Regionalista ha censurado enérgicamente las declaraciones efectuadas por el alcalde de Santander tras el encuentro que mantuvo en la mañana de ayer con el Presidente de Cantabria. Los regionalistas consideran que la actitud tomada por el regidor denota una clara "incapacidad" del mismo para encontrar un clima de diálogo en positivo para la ciudad y que le invalida para liderar procesos de desarrollo que aunando esfuerzos entre instituciones beneficien a los ciudadanos.

Para el portavoz regionalista, Francisco Sierra, "los comentarios y el talante que ha demostrado el alcalde han sido poco respetuosos. Quien insulta realmente a la ciudad es su persona intentando manipular una realidad que está constatada en cifras  y muchas de las cuales ya se encuentran plasmadas en actuaciones reales. Esta estrategia de choque con las instituciones sólo tiene un fin, el de su triunfo personal y el de su partido, y no el del bienestar de los ciudadanos".

"No entendemos como el alcalde, en un papel victimista, habla de marginación hacia la ciudad cuando es la séptima vez que es recibido por el Presidente del Gobierno de Cantabria, y son más de 400 millones de euros los invertidos en la ciudad en los 6 últimos años, vía ejecutivo regional".

Asimismo, "desde el grupo municipal regionalista rechazamos la política de distorsión y de confrontación adoptada por el Partido Popular, la cual, solamente gesta polémicas estériles en lugar de abrir cauces de diálogo, que es lo que verdaderamente demanda Santander", recalca Sierra.

"Es más, quien toma de manera constante el pelo a los ciudadanos es el propio alcalde vendiendo humo, prometiendo actuaciones que luego no se ponen en marcha. Infraestructuras estratégicas como la revisión del PGOU o el borrador del Plan de Movilidad Sostenible son ejemplos de su ineptitud e inoperancia para solucionar las auténticas necesidades de la ciudad".

Además añadió, "estamos ante un predicador nato, instalado en el victimismo, que sólo expende infografías al objeto de desvirtuar la imagen de una ciudad, en la que, las inversiones municipales se resumen a cero gracias a su improductiva gestión".

"El alcalde viene dando ejemplo de lealtad política cuando quien actúa de cara a la galería es él mismo y el resto del equipo de gobierno. Su labor se resume en hacerse una foto ante infraestructuras subvencionadas por otras administraciones o ante "proyectos usurpados" y que en el titular de la noticia aparezca como logro propio. ¿Ese es el respeto que él exige cuando él mismo no es capaz de llevarlo a la práctica?", concluyó el portavoz regionalista.