El PRC considera agotado el "discurso de provocación" del alcalde de Santander.

Fuentes-Pila lamenta que no se haya invitado a la reunión intersectorial a los dos miembros de la corporación, PRC y PSOE, miembros de la Comisión de Cultura y del Consejo Municipal de la Cultura

20 Octubre 2010
  • foto

    Jose M? Fuentes-Pila, concejal PRC Santander

El concejal regionalista, José Mª Fuentes-Pila, ha mostrado su estupor ante lo que parece una provocación política y una huída hacia delante, por parte del alcalde de Santander, después de quedar eliminado el proyecto presentado por el Director de la Fundación 2016, Rafael Doctor.

Según Fuentes-Pila, parece que el regidor santanderino está dispuesto a hacer "resurgir de sus cenizas" su idea de la cultura, de la que él es representante político, en una nueva muestra de"falta de respeto" a las instituciones y grupos políticos con representación ciudadana en el ayuntamiento de Santander.

Para el regionalista, el alcalde no se resiste a soltar lo que cree ser su juguete de campaña, buscando la forma de arreglarlo y reutilizarlo" en un alarde de falta de autocrítica, de poca capacidad reflexiva sobre la realidad cultural de la ciudad de Santander.

En este sentido, apuntó que no es hora de seguir entrando en "juegos de palabras" para tejer con el mismo ovillo, otro "jersey cultural" para Santander, o para el "propio alcalde".

Fundación 2016

El concejal regionalista explicó que la idea de reconducir la Fundación hacia un ámbito político, en cuyo seno se establezca la toma de decisiones,  dispone a pensar en el interesante movimiento fundacional que podría producirse en Cantabria, "escuchando la voz de quien se siente único valedor de la cultura".

Fuentes-Pila aclaró que la cultura no es un proyecto, sino que un proyecto puede ser cultural o no, "unas sencillas reflexiones que deben liberar a los ciudadanos de una visión parcial de la cultura en clave de acontecimientos concretos, de ideas felices que, siéndolo, no dan el significado holístico de la realidad cultural de un pueblo, de una región, de una ciudad".

Fuentes-Pila ironizó que si se crea una Fundación Sanidad 2020, otra,  Fundación Educación 2025, Fundación Industria, 2015, y así sucesivamente, discutiendo, eso sí, quien es la voz que se legitima para declarar la imperiosa lealtad institucional en cada Fundación, "no serían necesarias las elecciones autonómicas, ni locales, incluso puestos a ser leales, ni las nacionales, siempre y cuando se constituyera una Fundación de ámbito cósmico, que pudiera ser Fundación Estado Español, 3000, por ejemplo".

Asimismo, defendió que en política sólo es provocador quien deslegitima a alguien para hablar en libertad cuestionando los principios desde los que se argumenta el debate, e insistió en que el equipo de gobierno mantiene unos niveles de "discurso confusional que rayan en el delirio", ya que la baja tolerancia a la frustración demostrada por el alcalde de Santander y el equipo técnico de la Fundación 2016, resulta cuanto menos preocupante. "Es la aceptación de los fracasos y la mirada valiente y analítica a los mismos, la que nos ayuda a trabajar por futuros éxitos".

El edil recordó que el proyecto 2016, no ha estado a la altura de esta ciudad, de sus ciudadanos; ni de los valores que nos definen; ni a la altura de nuestros artistas universales, ni de la belleza de la bahía. "La Isla de Mouro, la Isla de los Ratones, la Península de la Magdalena, el Faro de Cabo Mayor, el Puente del Diablo, las Playas del Sardinero, Puerto Chico, el Barrio Pesquero, todos estos simbolismos están bañados por el mar y tienen sus propias historias culturales".