El PRC asegura que la pérdida de población confirma el fracaso del modelo socioeconómico de Santander y la "escasa eficiencia" de las polí­ticas municipales

Fuentes-Pila aboga por una reflexión "profunda y serena" sobre lo que es y lo que debe ser la ciudad

7 Marzo 2012

El portavoz del PRC en el Ayuntamiento de Santander, José María Fuentes-Pila, considera que la pérdida de población de la ciudad que revelan los últimos datos difundidos por el Instituto Cántabro de Estadística confirma el fracaso del modelo socioeconómico vigente y la “escasa eficacia” de las políticas municipales desarrolladas en los últimos 30 años, siempre con “un gobierno monocolor”.

“En estos 30 años se ha producido un sórdido goteo de población que hoy nos da la alarmante realidad de una ciudad con menos de 180.000 habitantes, que es la menos poblada de la Cornisa Cantábrica”, ha lamentado el portavoz regionalista.

A su juicio, estos datos deben mover a una reflexión “profunda y serena” respecto a lo que es Santander, “una capital autonómica y ciudad portuaria que lejos de generar dinamismo causa abandono”, y lo que “debe y puede” ser.

Fuentes-Pila ha destacado que la capital cántabra no es sólo la ciudad cantábrica con menos habitantes, sino también la que presenta “un mayor cuadro de pérdida de población”, que atribuye directamente a la carencia de una política decidida de vivienda pública y la carestía de la vivienda privada, la falta de oportunidades profesionales y la rigidez del suelo industrial.

Asimismo, ha explicado que el estudio del ICANE contiene datos “inquietantes”, como un índice de dependencia en Santander superior a la media regional, un 48,33 por ciento frente al 46,90, lo cual indica que “casi la mitad de la población es dependiente, con el consecuencia problema económico de estancamiento que se genera”.

Otra conclusión “alarmante” es el grado de envejecimiento, con un 20,77 por ciento de población mayor de 64 años, un 6,3% más que en 2005 y dos puntos por encima de la media regional (18,74). “Este dato cruzado con el de menores de 15 años, que está consolidado en el 11%, y el índice de recambio (mayores de 74 años por cada 100 niños menores de 10) que aumenta hasta el 146,28%, frente al 113,43 de la media cántabra, evidencia que la juventud no puede desarrollar su proyecto vital en la ciudad y que Santander se ha convertido en una ciudad balneario sin oportunidades, como reconocía Doctor Roncero”, ha precisado el portavoz regionalista.

Por todo ello, ha anunciado que instará al equipo de Gobierno a analizar en profundidad estos datos, para incorporarlos “con toda la crudeza que revelan” al Plan Estratégico.