El Grupo Municipal Regionalista "insiste" en que es "necesario" llevar a cabo una modificación del PGOU para poner en marcha el Plan Especial del Cabildo de Arriba

Para el portavoz del PRC en el Ayuntamiento, Francisco Sierra, el alcalde está dejando "pasar oportunidades" durante toda la legislatura por su "deseo obsesivo" de esperar a la aprobación del nuevo Plan

19 Febrero 2011

El Grupo Municipal Regionalista ha recordado que "han pasado casi tres años" desde que "propusimos"  llevar a cabo modificaciones puntuales en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), una posibilidad que no se contempló por parte del Ayuntamiento ya que el alcalde dio por hecho que estaría aprobado antes del 1 de febrero de 2009, fecha en la que se levantaba la suspensión de licencias.

Con estas modificaciones, realizadas a través de un estudio de los pasos técnicos para llevarlo a cabo, "se hubiera conseguido acometer, de manera rápida", el Plan Especial del Cabildo de Arriba que "tan preciso y necesario es para el barrio". Sierra ha asegurado que, además, "se hubiese podido dar cumplimiento al Área de Renovación Urbana (ARU)" de esta zona, firmado el 20 de diciembre de 2010.

Para el portavoz regionalista, Francisco Sierra, ésta ha sido "una más" de las "oportunidades perdidas durante esta legislatura", el alcalde "no ha sido capaz de sacar adelante el Plan de Urbanismo, por su deseo obsesivo de no hacer modificaciones puntuales en mismo y vincular  toda actuación positiva para Santander a la aprobación del nuevo Plan".

Sierra, apunta que "dado que las fechas establecidas no se han cumplido y no tenemos la certeza de cuándo se va a producir la aprobación definitiva del PGOU, ha de contemplarse la realización de un expediente de modificación de dicho Plan General vigente para garantizar el cumplimiento del ARU".

Asimismo, Sierra indica que los propios vecinos son quienes "nos han comunicado la necesidad de que se lleve a cabo la modificación como la solución definitiva" y que, de esta forma, "se generaría confianza y certeza entre los residentes a la hora de que se acometa la rehabilitación de la zona".

Según los regionalistas, el ARU "puede ser una buena herramienta de intervención para el barrio" ya que aporta una financiación por parte del Ministerio de Vivienda y de la Consejería de Vivienda del Gobierno de Cantabria para la construcción de viviendas en el Cabildo de Arriba, que puede ascender a cerca del 55% del coste total de la actuación en el barrio, "lo cual es altamente positivo", concluye el portavoz regionalista.