proyecto politico

Nuestras
Ideas
Proyecto Poltico
Sábado, 30 de Enero de 2010.

El proyecto político del Partido Regionalista de Cantabria se basa en tres pilares fundamentales: Regionalismo, Autonomía y Honradez en el ejercicio de las funciones públicas.

El Regionalismo.

El regionalismo es el primer y fundamental compromiso político del PRC. Ser consecuente con este compromiso implica:

1º La Defensa del Patrimonio de Cantabria en toda su extensión:

- del Patrimonio Histórico, defendiendo y fomentando su conocimiento y la promoción, seria y rigurosa, de las raíces y de las fuentes de conocimiento histórico;

- del Patrimonio Institucional, entendido como el conjunto de las instituciones y formas de hacer política tradicionales del pueblo cántabro;

- del Patrimonio Cultural, que no se reduce al patrimonio cultural histórico, sino que abarca también las manifestaciones culturales presentes en el más amplio sentido;

- del Patrimonio Natural, planteando los medios adecuados para que no se pierda o deteriore irremediablemente;

- del Patrimonio Etnográfico, como manifestación de las formas de ser y vivir de los cántabros.....

2º El Partido Regionalista tiene su centro de decisión en Cantabria y responde a los intereses y la voluntad de los cántabros y las cántabras, sin estar condicionado o supeditado a las decisiones del exterior, ni a las políticas de los partidos centralistas que actúan como verdaderas multinacionales en la Comunidad Autónoma.

3º Consideramos a Cantabria como una de las entidades que conforman la realidad plurinacional de España, con el derecho al mayor nivel de autogobierno posible.

4º Abogamos por una Europa donde se articulen políticamente las distintas regiones que la forman, entre ellas Cantabria, con el mayor nivel de descentralización.

5º Nos proclamamos como un partido reivindicativo, que denuncia permanentemente las carencias de nuestra región y las situaciones de marginación o discriminación a que nos sometan las diferentes Administraciones.

6º Propugnamos el establecimiento de relaciones con otros partidos regionalistas y nacionalistas, tanto españoles como europeos, participando siempre que sea posible en cuantas iniciativas se presenten en colaboración con otras fuerzas políticas o sociales nacionalistas y regionalistas.

7º Creemos que el PRC debe participar en los foros nacionales e internacionales para analizar, discutir y resolver los problemas y las soluciones del hecho regional.

8º Defendemos la Autonomía Política en las relaciones de Cantabria con los entes de ámbito territorial más extenso y en las de los órganos de la Comunidad con otras Administraciones (municipios, comarcas) de ámbito territorial más reducido.

9º Consideramos que en las relaciones entre Administraciones Públicas deben imperar los principios de solidaridad y cooperación, nunca los de subordinación y discriminación.


La autonomía.

Si el Regionalismo fue y sigue siendo nuestro primer compromiso político, la Autonomía fue la primera reivindicación del PRC para Cantabria. Desde sus orígenes, el Partido Regionalista ha reivindicado la consecución de las mayores cotas de autogobierno, desde el convencimiento de que en los países desarrollados la democracia debe servir para acercar el Gobierno y la Administración al pueblo, un convencimiento que nos llevó a postular el régimen autonómico como un medio idóneo para conseguir ese acercamiento.

Es más, el propio nacimiento del PRC se produjo con la finalidad inmediata de participar en las elecciones locales y regionales celebradas en España en 1979, para introducir en las mismas el planteamiento de la autonomía como uno de los objetivos políticos básicos para el desarrollo futuro de Cantabria.

El PRC siempre ha defendido que Cantabria debe disponer del máximo nivel de autonomía, por lo que entiende que la Comunidad Autónoma debe alcanzar el máximo nivel de descentralización política que permite la Constitución.

Durante mucho tiempo, en Cantabria se incumplió el objetivo constitucional de dotar a todas las comunidades autónomas de un nivel similar de autogobierno. Por este motivo, el PRC, que había sido el impulsor de la autonomía de Cantabria, no apoyó el texto del Estatuto de Autonomía en el momento de su aprobación, en 1981, ni la reforma efectuada en 1994. En ambos casos, entendimos que se estaba privando a nuestra región de su legítimo derecho a un pleno autogobierno, en cuya defensa hoy seguimos comprometidos.

La última reforma del Estatuto de Autonomía, en vigor desde enero de 1999, estableció por fin los mecanismos para que Cantabria pueda avanzar en la senda autonómica. Sin embargo, el objetivo no está ni mucho menos cumplido, pues aunque contamos con los instrumentos aún tenemos por delante el reto de conseguir el pleno desarrollo de todas las posibilidades que el Estatuto recoge.

Como una de las entidades que conforman la realidad plurinacional de España, Cantabria tiene derecho al mayor nivel de autogobierno posible. Así lo hemos entendido siempre desde el PRC y por ello seguimos definiéndonos como un partido cuya finalidad esencial es la defensa, el progreso y la aplicación de la autonomía de Cantabria en el marco de la solidaridad más estrecha con todas las regiones y nacionalidades del Estado español.

La honradez en el ejercicio de las funciones públicas

El Partido Regionalista de Cantabria ha luchado siempre por mantener viva la llama de la necesaria honradez en la vida política. La ética y la bandera de la honradez han sido y son uno de nuestros principales activos.

Los regionalistas entendemos que es necesario ilusionar a los ciudadanos con un partido que, junto a su indudable identidad regional y su lucha por las mayores competencias para esta tierra, apuesta por una política transparente, un partido limpio y una clase política diáfana.

Imprimir Enviar compartir: ¿qué es esto? vota esta idea: voto voto voto voto voto
© 1978 - 2010 Partido Regionalista de Cantabria. Amós de Escalante 2, 2º D. 39002 Santander2
Tel. 942 22 91 77 Fax. 942 362337. prc@prc.es