Secretaría de la Mujer

-a A+
MI PASO POR LA SECRETARÍA DE LA MUJER

Tengo que decir, que cuando pensé  en escribir lo que ha significado para mí,  tener la responsabilidad de trabajar por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, no sabía cómo empezar,  porque es difícil explicar de manera resumida lo que ha supuesto  poder llevar a cabo el cargo de la Secretaría de la Mujer, que no puedo por menos decir que ha sido un grato honor.

No sé si seré capaz de plasmar  las vivencias, los recuerdos, las personas, las mujeres que a lo largo de todos estos años he tenido y conocido.

De todas ellas he aprendido y me han enriquecido tanto a nivel personal como profesional y político.

Bueno, empezaré por dar las gracias. Ya sé que habitualmente el apartado de agradecimientos casi siempre se hace al final, pero como siempre dice mi madre. “Es de bien nacidos ser agradecidos” y como soy un poco anárquica y considero que es lo primero que tengo que hacer, es lo que haré.

Gracias a las personas que confiaron en mí y me dieron la oportunidad  de trabajar por algo, que parece mentira que hoy tengamos que seguir reivindicando, algo tan básico como la  igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, algo que debería producirse de manera natural, pero que es una tarea  que todavía estamos lejos de conseguir.

Tengo que reconocer el respaldo que he tenido para la realización de todos los proyectos, en los que he podido poner mi granito de arena en algo que creo firmemente y  de lo que he hecho en mi vida, personal y profesional  mi lucha.

Muchos proyectos, talleres, charlas mesas, exposiciones, concursos, se han llevado a cabo durante todos estos años y aquí permitidme agradecer de manera especial  a las mujeres, sobre manera a las que han trabajado conmigo codo a codo, de manera incondicional, estando siempre ahí en las duras y en las maduras, porque sin ellas como siempre digo, no soy nada.

Porque en este camino, he conocido a hombres y mujeres increíbles, pero permitidme que hable especialmente de las mujeres. Mujeres con mayúsculas, unas reconocidas, destacadas en sus ámbitos profesionales como las que hemos homenajeado, mujeres luchadoras que han tenido que demostrar su valía mucho más que los hombres, solamente por el hecho de ser mujeres, pero no puedo olvidar a tantas mujeres anónimas.

Mujeres  que he tenido la oportunidad de conocer  en el recorrido por los pueblos de nuestra querida Cantabria. Mujeres increíbles que a pesar de las dificultades salen adelante todos los días. Mujeres que agradecen inmensamente cualquier gesto que lleves a sus pueblos  cualquier actividad, por pequeña e insignificante que parezca, por el mucho significado que tiene para ellas, porque sienten que se les escucha, que se les tiene en cuenta y porque entre ellas se animan para hacer otras cosas.

Mujeres que quedarán siempre en mi corazón y en mi mente.

También tengo que decir que esto no es una despedida, porque esté donde esté continuaré en la lucha, frase que como sabéis los y las que me conocéis, me encanta y que además llevo a gala, haciendo mío aquello que decía Virginia Wolf: “No hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”.

En la lucha por trabajar y defender los derechos de las mujeres, porque no podemos dejar de avanzar en algo por lo que muchas mujeres a lo largo de muchos años se dejaron la piel, porque a pesar de lo mucho conseguido queda mucho camino por andar, quedan muchos flecos, la conciliación, la violencia machista que no cesa....

Apostaré siempre por la Educación, porque creo firmemente que es la base para el respeto y para cambiar mentalidades, imprescindible para conseguir la tan ansiada igualdad de oportunidades.

No he querido nombrar a ninguna persona, porque no quiero olvidar a nadie y porque todas son importantes, pero permitidme que para terminar os hable de una mujer. Una mujer especial, una mujer luchadora como nadie. Una mujer que tiene las cosas muy claras respecto a la igualdad de oportunidades, una mujer en la que confío plenamente.

Esta mujer es Leticia y es la que llevará de ahora en adelante el peso de la Secretaría de la Mujer, que ha cogido el testigo con mucha ilusión y con muchas ganas y que aportará su saber y pondrá todo su empeño, con el apoyo y la ayuda incondicional que necesita para llevar a cabo esta tarea.

Matilde Ruiz.

Imprimir Enviar compartir: ¿qué es esto? 0 comentarios vota el artículo: neutro neutro neutro neutro neutro

Comenta este artículo

Tu nombre (obligatorio)
Tu e-mail (obligatorio)
Deseo mostrar mis datos He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de uso

Listado de comentarios

comentarios 0 comentarios
© 1978 - 2009 Partido Regionalista de Cantabria. Amós de Escalante 2, 2º D. 39002 Santander
Tel. 942 22 91 77 Fax. 942 362337. prc@prc.es
W3C CSS W3C XHTML1 W3C AA WAI AA EUROCERT AA