Rafa de la Sierra

-a A+
La Moviola

Uno de los latiguillos habituales entre los innumerables tópicos del mundo del fútbol es: “tienes mas moral que el Alcoyano, que perdía por dieciocho cero y pedía prórroga”. Vaya por delante que, desde que oí este tópico, el Alcoyano me cae especialmente simpático, sobre todo porque es injusto atribuirle una anécdota tan evidentemente falsa. Y tan increíble.

Pero nunca despreciemos la creatividad humana. Esta actitud que resulta increíble por ilógica en el fútbol y en la vida, la tenemos presente en este campo de juego que es el debate político. En Cantabria y en estos momentos.

El Gobierno regional, y especialmente su Presidente, que ha encajado bastante más de dieciocho goles en cuatro años de juego, pide prórroga. Y, para justificarlo, pone el marcador al revés, para que parezca que los goles encajados son, realmente, tantos en la portería contraria. Los 588.656 espectadores cántabros que siguen con verdadero interés el partido desde el inicio están asombrados y, por eso, conviene utilizar la moviola y ver, con cierta pausa, los detalles de cada jugada.

El gol más escandaloso, y el más pitado por el público, ha sido el del paro; cogió al Presidente mirando hacia atrás y mal colocado. El objetivo en cuatro años era acabar con el paro, el problema más grave según todos los expertos. Pues bien, hoy en Cantabria hay 21.500 personas menos trabajando que hace cuatro años, muchos de nuestros jóvenes se han ido a otros lugares de España, al resto de Europa y al resto del mundo. Y tenemos 22.900 personas en edad de trabajar que no perciben subsidio alguno. Intentar que parezca un gol, un éxito, los 47.720 parados, los 22.900 que carecen de ingreso alguno, los miles de jóvenes sin trabajo o fuera de Cantabria, las decenas de miles de trabajadores que malviven con un salario de miseria en contratos temporales, es un insulto al sentido común. Y la solicitud de prórroga, un sinsentido.

Estas cifras son la consecuencia de otro golazo en propia meta de este Gobierno: la evolución de nuestra riqueza regional. La paralización de todos los proyectos de inversión en Cantabria, por incompetencia o por venganza política,  ha tenido consecuencias funestas en la economía; y así, en 2014, Cantabria ha sido la tercera región española en que menos ha crecido el PIB, un cuarenta por ciento menos que en España. Con ello, en cuatro años, la riqueza de los cántabros se ha reducido más de un diez por ciento, hemos perdido de media casi cinco mil euros por familia y año, y estamos ya por debajo de la media española. Frente a ello hay que decir que en los cuatro años anteriores Cantabria había crecido más de un diez por ciento y se había situado claramente por encima de la media española. La herencia, que se dice.

Y la consecuencia más evidente de lo anterior es otro gol entre las piernas del portero: la evolución de la pobreza en Cantabria. Hoy casi 150.000 personas, de las 588.656 que asisten asombradas a la manipulación del marcador, se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social, 47.800 personas más que hace cinco años, el mayor incremento de toda España. Y esos miles y miles son personas mayores, medianas y pequeñas, pero sobre todo jóvenes (33%) o niños (31,9%), que sufren cada día las consecuencias del mal juego del equipo. Porque esas cosas no ocurren por casualidad, como es bien sabido.

Podría describir en esta simulada moviola muchos goles más: el engaño del pago de Valdecilla, la ausencia absoluta de obra pública en Cantabria a corto y medio plazo, los problemas del tren, la marginación de la industria, la (inexistente) política energética sostenible, el abandono de los núcleos rurales, los desprecios a la ciudad de Santander por motivos políticos; verdaderos golazos, obras de arte de la incompetencia. Pero seguro que cada uno de los lectores tiene, en su entorno, otros goles que cantar.

Por cierto, todos los datos que ilustran el texto están sacados del Diario Montañés, para que no se me diga que solo leo en el periódico lo que yo escribo (por cierto, en una crítica escrita con rigor en este medio, que respeto y agradezco). El Diario es parte muy importante de mi desayuno informativo diario, porque el desayuno es la comida más importante del día y me gusta desayunar bien. Pero el Diario Montañés, lo digo para los despistados, no solo son las ruedas de prensa del Gobierno manipulando el marcador. Hay otras noticias, otras opiniones y, sobre todo, los resultados reales del partido, especialmente en las páginas de economía.

Para acabar le diría al Presidente lo que le dijo un entrenador de Primera División a su portero: “Mire, no le voy a pedir que pare los balones que van por dentro; pero, por favor, no meta Ud. dentro los que van por fuera”. Y, por supuesto, añado yo, visto como vamos, no se le ocurra pedir prórroga.

Imprimir Enviar compartir: ¿qué es esto? 0 comentarios vota el artículo: voto voto voto voto voto

Comenta este artículo

Tu nombre (obligatorio)
Tu e-mail (obligatorio)
Deseo mostrar mis datos He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de uso

Listado de comentarios

comentarios 0 comentarios
© 1978 - 2009 Partido Regionalista de Cantabria. Amós de Escalante 2, 2º D. 39002 Santander
Tel. 942 22 91 77 Fax. 942 362337. prc@prc.es
W3C CSS W3C XHTML1 W3C AA WAI AA EUROCERT AA